Una pasión familiar

Más de 40 años dedicados a la elaboración del mejor café tostado y molido de Guatemala, con granos de diversas regiones del país, en su mayoría región de Fraijanes.

Catación de café.

El procedimiento de la catación de café consiste en olerlo y degustarlo profundamente, así logramos medir sus características sobre el cuerpo, acidez, dulzura y sabor en general. 

La catación de café es clave para proporcionarnos información sobre procedimientos anteriores, como el trabajo realizado en el beneficio húmedo, seco o maquilado. Su importancia radica en determinar la calidad del café, de su trabajo y proceso desde la cosecha hasta su resultado final.

Estos son algunos aspectos a calificar a través de la catación:

- Fragancia: un aspecto aromático que se realiza con el olor del grano de café cuando aún está seco.

- Aroma: consiste en el olor del café cuando se infusiona con agua caliente.

- Acidez: se refiere a las notas de sabor y elementos ácidos en el grano. No se debe confundir con el sabor agrio o amargo ya que la acidez es una característica del café que le proporcionan cualidades que dan como resultado una bebida con sabor, no simple. 

- Cuerpo: consiste en determinar la sensación que se genera al momento de ingerir la infusión en la boca, describe lo pesada o escasa que puede ser la bebida.

- Sabor: éste se percibe como la combinación de sensaciones en la boca, se toma en cuenta la intensidad, la calidad y complejidad del café en la taza.

- Balance: es el equilibrio de los diferentes aspectos de sabor, postgusto, acidez y cuerpo del café.

- Postgusto: esta es la sensación que perdura en el paladar después de ser tragado.

- Suavidad: es la intensidad del café en la taza.

- Dulzura: plenitud del sabor. Esta propiedad se da bajo la percepción de la presencia de distintos azúcares naturales que contiene el grano de café

Cada propiedad se califica con su intensidad y más que un procedimiento, es un ritual que debe respetarse para ofrecer siempre un buen café, 100% de calidad, como Delcafé.